Parecerá más una lucha de sexos, pero no lo es. Las corredoras debemos cuidar nuestra alimentación, ya que tenemos necesidades nutrimentales distintas a los hombres.

El género juega un papel importante en la nutrición de los corredores, y con respecto a nosotras, lamentablemente no asimilamos de la misma manera la comida, y aquí te lo explicamos.

Calorías.
Con respecto a las calorías, una mujer que corre de 40 a 50 kilómetros semanales, necesita de 17 a 19 calorías por cada 453 gramos de peso corporal, o en otras palabras, 2,500 calorías diarias, si, supongamos, pesa 63 kilogramos.

¿Por qué? Para cualquier kilometraje (incluso si el peso es similar), los hombres queman más calorías que las mujeres, porque generalmente tienen más masa muscular y menos grasa.

Carbohidratos.
Al ser corredora, trata de consumir 9 porciones de frutas y vegetales, y por lo menos 7 porciones de granos (de preferencia enteros), para poder sumar los 25 gramos de fibra necesarios por día.

¿Por qué?Al correr, las mujeres quemamos más grasa que carbohidratos, en comparación con los hombres. Por eso necesitamos menos gramos diarios de grasa que ellos.

Proteínas.
Consume de 70 a 80 gramos diarios de proteína de buena calidad, en alimentos como tofu, leche baja en grasa, carne magra y pescado.

¿Por qué?En particular, todos los runners necesitamos más proteínas que la gente común. Pero en carreras largas, los hombres utilizan esos nutrientes más que nosotras.

Calcio.
Las mujeres necesitan de mil a mil 300 miligramos de calcio por día. Así que no hay excusa, si no te gusta la leche, considera un suplemento de calcio.

¿Por qué?Aunque correr fortalece tus huesos, es necesario que dotes a tu organismo de calcio para asegurar un excelente funcionamiento. Nosotras, al consumir menos calorías, tenemos más problemas de ingerir el requerimiento diario.

Hierro.
Para obtener 18 miligramos diarios, debemos consumir cereales fortificados en hierro, con una buena dosis de vitaminas para facilitar su absorción.

¿Por qué? Algunos corredores tienen riesgo de perder una gran cantidad de hierro después de una sesión pesada, pero las mujeres necesitamos un requerimiento doble, debido a la pérdida del mismo durante la menstruación.

Comparte esta página